La potencialidad de lo falso y la cultura shanzhai.

Palabras clave: shanzai, copia china, autenticidad, fake, falsificación artística

Resumen

Este texto reflexiona sobre la reversibilidad de lo falso, revalorizado en distintos ámbitos de nuestra vida. Ningún campo está libre de mixtificaciones y los museos han convivido con falsificaciones desde sus orígenes y han modificado su discurso para gestionar las obras ilegítimas de sus colecciones a favor de la veracidad y lo auténtico.

La deconstrucción contemporánea de la noción de autoría ha originado todo tipo de transgresiones en las fronteras con lo verdadero que también operan una inversión positiva de la no autenticidad. La admiración por las imposturas o la exaltación de fraudes, popularizados por los medios de comunicación, dan cuenta de la arbitrariedad y del desplazamiento de los valores que pivotan sobre las exigencias de verdad. Ante el poder de la autenticidad, los casos de falsificaciones artísticas que desestabilizan los cimientos culturales también son indicadores de las convenciones sociales relacionadas con los procesos creativos, como la habilidad técnica o la copia perfecta que logra persuadir al espectador a través de la verosimilitud y la indiferencia estética.

En la era de la hiperproducción capitalista y la disponibilidad global, las copias chinas que nos inundan por doquier se suman a esta válvula igualadora, como simulacros low cost que adaptan todo tipo de mercancías valiosas a las demandas populares. En tiempos de crisis y de recesión de lo verdadero, asistimos al culto a la copia: una revolución shanzhai en términos de consumo de ilusiones y de subversión de valores.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2017-12-20
Sección
Artículos originales